lunes, 25 de febrero de 2008

lunes otra vez

Algo ocurrirá
tengo una sensación, una carta guardada, un buen signo del sol


A veces uno dice que tiene la vaca atada, pero ¿qué ilógico no?.
Tener la vaca atada implica cargar un peso importantísimo, además del propio. Que esté amarrada a uno no descarta el hecho de cuidarla, quererla, y pasear con la vaca. Ella, al fin y al cabo, por elección esta adosada a nuestro cuerpo, es una extension de nosotros y lo que queremos.

Quieran un poco más a la vaca, no no no no la quieran más, haganle saber cuanto la quieren ahora.

2 comentarios:

Xaj dijo...

No existe vaca atada.
Es más, no existe la vaca.
Siquiera la soga.

Linda imagen.

Saluditos.

Zulkijora dijo...

See HERE