lunes, 11 de junio de 2012

de católico sólo tengo el nombre y la culpa